martes, 8 de marzo de 2011

Voladizos, caparazones y membranas. B. Zevi


"Ahora os demostraré por qué la arquitectura orgánica es la arquitectura de la libertad democrática...He aquí la caja de la construcción(1): podéis hacer un gran agujero a la derecha, o bien una serie de agujeros más pequeños a la izquierda(2), como querráis; subsiste siempre la envoltura de un paquete, algo extraño a una sociedad democrática...Yo he estudiado suficiente ingeniería para saber que los ángulos de la caja no constituyen los puntos más econónomicos para los puntos de apoyo: tales puntos se encuentran situados a una cierta distancia de los extremos(3), porque así se crean unos pequeños saltos laterales que reducen la luz de las vigas. Además, se puede aportar espacio a la caja(4) sustituyendo el viejo sistema de sostén y de viga por un nuevo sentido de la construcción, calificado por los saltos y por la continuidad. Es un proceso de radical liberación del espacio, cuya manifestación se ve únicamente en las ventanas angulares; en cambio, en él se encuentra la sustancia del paso de la caja a la planta libre de la materia al espacio...Sigamos adelante. Las paredes son ya independientes, ya no cierran, pueden acortarse, ampliarse, perforarse, a veces, eliminarse (5). Libertad y no encarcelamiento; podéis disponer las paredes-diafragma como os parezca (6) porque ha desaparecido el sentido de la caja cerrada. Es más: si es válido en lo horizontal este proceso de liberación,¿por qué no ha de serlo en lo vertical? Nadie ha mirado el ciclo a través de la caja precisamente en aquel ángulo superior, porque allí estaba la cornisa, puesta en aquel lugar precisamente para que la caja pareciera más caja...Yo he eliminado la opresión del encierro en todos los ángulos, en lo alto y en las demás partes (7)...Ahora puede estalar el espacio y penetrar hasta allí donde se vive la vida, como una componente de la misma (8)".
Wright anticipa la sintaxis De Stijl y lleva hasta el fondo la profundización lingüística partiendo de consideraciones estructurales.

En:
Zevi, Bruno.
Leer, escribir, hablar arquitectura
Apóstrofe. Barcelona, 1999. Págs. 54 a 56.

Reproducción de fragmento del libro únicamente para fines de divulgación académica.

2 comentarios:

doblezeta web dijo...

muy ineteresante el blog y la info contenida.
Lo invito a recorrer mi web
http://www.arquitecturanet.com.ar/

Activ23 dijo...

hola muy bueno tu blog ...si te interesa intercambiamos enlaces ..visita el mio http://skylinearquitectura.blogspot.com ....saludos !!!